LÍNEAS DE EXPRESIÓN – BTOX

Las líneas de expresión no siempre están asociadas al envejecimiento; muchas veces están presentes en personas jóvenes que tienen músculos fuertes de expresión y que gesticulan notoriamente. El tratamiento con Botox® sigue siendo la mejor y más fácil manera de despedirnos de estas molestas líneas.

¿QUÉ MARCAS USAMOS?

En el Instituto Felipe Amaya, sólo utilizamos la marca Botox® de Allergan® que es el laboratorio que descubrió la molécula y que es líder en el mercado, invirtiendo mucho esfuerzo en investigación.

¿POR QUÉ HAY TANTO TEMOR AL BOTOX®?

Este tratamiento se ha confundido erróneamente con el uso de biopolímeros que deforman la cara, dando un aspecto infiltrado e hinchado, pero el Botox® NO aporta volumen al rostro, sólo elimina las líneas de expresión, con un aspecto natural.

¿CÓMO HACEMOS PARA QUE NO HAYA CASI DOLOR?

La aplicación se realiza en el consultorio, en tan solo 10 minutos, con unas microagujas que son unas agujas muy pequeñas, que generan muy poco dolor. En el instituto contamos con una tecnología llamada “Vibrato” que ayuda a minimizar esta incomodidad.

Utilizamos microagujas, que son las agujas más pequeñas del mercado para una aplicación casi sin dolor

¿CUÁLES SON LAS ZONAS MÁS COMUNES QUE TRATAMOS?

Las zonas más comunes que trabajamos son las “patas de gallina”, el entrecejo y la frente, aunque en casos puntuales lo utilizamos en las arrugas de la nariz y el cuello.

Frecuentemente aplicamos un punto para elevar la ceja, logrando una curva natural de la cola de ceja, evitando el aspecto “puntudo” que da un aspecto artificial.

¿CUÁNTO APARECE EL EFECTO?

El efecto aparece a los pocos días, sin embargo el resultado se hace muy evidente a la semana y se completa a los 15 días, momento en que nuestros pacientes tienen una cita de control para evaluar su satisfacción.

¿CUÁLES SON LOS CUIDADOS TRAS EL TRATAMIENTO?

Tras la aplicación sólo quedan unos pequeños abombamientos que desaparecen a los 10 minutos.

Los cuidados el día del procedimiento son:

  • No realizar masaje
  • No aplicar frío ni calor
  • Evitar el ejercicio
  • Evitar alcohol
  • Evitar actividades como turcos o saunas
  • No acostarse en las siguientes tres horas a la aplicación.

¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

El resultado no es definitivo y sólo perdura por 6 meses. Los primeros 4 meses el efecto es absoluto, pero en los dos meses siguientes empiezan a aparecer progresivamente las arrugas hasta que al sexto mes, todas las líneas de expresión han reaparecido en su totalidad.

¿QUE CONSECUENCIAS TIENE EL BOTOX?

El uso frecuente de Botox®, no tiene ninguna repercusión en la salud, ni en el aspecto de la cara. La expresión no cambia, ni los tejidos se escurren como erróneamente se ha popularizado. Una vez el efecto se ha ido todo vuelve a ser igual, no habrá ni más, ni menos arrugas que antes del tratamiento.

¿CUÁNTO BOTOX® HAY QUE PONER?

Todo depende de las áreas que vayamos a tratar. Una ampolla de Botox ® tiene 100 Unidades que corresponden a la dosis para tratar la cara completa de dos pacientes.

Es fundamental poner la dosis completa de cada zona, para evitar una duración corta o incompleta del efecto. La distribución suele ser de la siguiente manera:

Patas de gallina: 20 unidades (incluyendo la elevación de la cola de ceja)
Frente: 15 unidades
Entrecejo: 15 unidades

¿QUÉ COMPLICACIONES PUEDEN EXISTIR?

El Botox ® es un producto muy seguro y con una larga investigación. Las complicaciones con su uso son mínimas. Las revistas informales se han encargado de divulgar noticias falsas, que han afectado su prestigio. La aparición de alzheimer, el escurrimiento de los tejidos tras la aplicación y que la cara quede inflada o deforme son MENTIRAS.

Las complicaciones reales del Botox® son la caída de uno de los párpados y la visión doble por una mala aplicación, muy cercana a los músculos de los párpados y de los ojos. Aunque estas complicaciones son muy incómodas, afortunadamente son transitorias y solo suelen tardar dos semanas, con un adecuado manejo.

Otras complicaciones son las asimetrías y el aspecto puntudo de las cejas que dependen totalmente de la experiencia del especialista, así como la corta duración del efecto que generalmente es por aplicar marcas menos reconocidas o utilizar dosis bajas del producto.

Una situación poco frecuente, es la resistencia a la molécula de Botox que sucede en algunos pocos pacientes, ocasionalmente relacionada a la aplicación de dosis bajas, que funcionan como una vacuna en la que el cuerpo aprende a destruir la molécula de Botox® mediante anticuerpos, haciendo que el efecto sea leve o de muy corta duración. Para estos casos se recomienda intentar un cambio en la marca del producto, para que el cuerpo no reconozca a la nueva molécula.

OTROS USOS DEL BOTOX

HIPERHIDROSIS (SUDORACIÓN EXCESIVA) DE AXILAS Y DE MANOS

Las glándulas apocrinas sudoríparas son altamente sensibles al Botox®. En el Instituto tenemos amplia experiencia en la aplicación de Botox® en manos y axilas para controlar la sudoración excesiva de estas zonas.
La aplicación requiere dosis altas del producto y es algo incomoda. Cuando lo realizamos en las manos, preferimos hacerlo bajo anestesia o sedación, debido a lo sensible de esta área.

Los resultados no son definitivos y sólo perduran por aproximadamente 6 meses, pero son una buena opción para muchos pacientes.

Cuando se buscan resultados definitivos remitimos a nuestros pacientes para una simpatectomía transtorácica.

SURCOS – ÁCIDO HIALURÓNICO

Una vez, se han formado surcos o zanjas en el rostro, la mejor alternativa no quirúrgica para corregirlos, es el uso de ácido hialurónico.

El producto que empleamos es Juvederm®, con sus dos variantes Volbella® y Volift®, de laboratorio Allergan®, el mismo fabricante de Botox®, que tiene la ventaja de permanecer hasta dos años en los tejidos.

¿QUÉ MEJORAMOS?

Con estos productos mejoramos los surcos entre la nariz y la boca, el entrecejo, eliminamos arrugas de la frente, los párpados, y la boca, así como los incómodos surcos de marioneta.

¿QUÉ MÁS PODEMOS MEJORAR?

De la misma forma aumentamos el volumen perdido en pómulos, mentón o labios de una forma muy sutil y natural.

¿QUÉ OTRAS OPCIONES EXISTEN?

Cuando se busca una mejoría radical nuestra técnica exclusiva AmayaPeel® es la solución definitiva. Para conocer más sobre este tratamiento, haz click AQUÍ

Av. (Cra) 9 Nº 116- 20 · Consultorio 220
Bogotá – Colombia
info@felipeamaya.com

Av. (Cra) 9 Nº 116- 20 · Consultorio 220
Bogotá – Colombia
info@felipeamaya.com

© Todos Los Derechos Reservados | Instituto Felipe Amaya – Cirugía Plástica | Términos & Condiciones

© Todos Los Derechos Reservados | Instituto Felipe Amaya – Cirugía Plástica | Términos & Condiciones

Haz Clic para Contactarnos

Chatea con Nosotros